Conduccion de Tomate

Conducción y Cuidado del Tomate
conduccion del tomate sistemas de cultivos sistemas de tutorado

Selección de un sistema de conducción de tomates

conLos sistemas de cultivo soportados son particularmente importantes en la producción de tomate orgánico, pues permiten reducir los problemas como enfermedades y podredumbre de los frutos, bien sea en invernaderos como en la producción de campo. A pesar de los costos asociados en mano de obra y materiales para la conducción de los tomates, los beneficios de una mejor circulación de aire y un menor contacto con el suelo son significativos. La formación y poda de tomates orgánicos, que mejora la circulación del aire a través de la planta, es especialmente importante en climas húmedos donde los tomates son particularmente susceptibles a enfermedades. Estrategias de manejo, como cultivo sustentados, reducen los problemas de enfermedades; más importante aún en la producción de tomate orgánico, debido a la limitada disponibilidad de productos orgánicos de control efectivos una vez que se presentan los problemas.

malla-espaldera-hortomallas-para-el-soporte-y-tutoramientos-de-los-cultvios-de-tomate
Existen varios sistemas diferentes de entrenamiento o
conducción del tomate. Al seleccionar cuál de ellos utilizar, el productor debe decidir si debe apoyar o tutorar las plantas de tomate (a través de estacas, enrejados o jaulas) y si se usa un pajote superficial (plástico u orgánico, como aserrín de madera). Estas son decisiones que deben considerarse antes de plantar, ya que los sistemas de entrenamiento y acolchado seleccionados tendrán un impacto tanto en el espaciamiento de las plantas como en el diseño del campo. El estacado o tutorado de las plantas de tomate mejora la calidad de la fruta al mantener la fruta fuera del suelo y el flujo de aire continuo a través de la planta. Un sistema de tutorado estructurado también permite que los tomates sean más fáciles de cosechar. Sin embargo, los sistemas de estacas requieren una inversión en materiales y mano de obra, por lo que los beneficios de estos costos deben ser evaluados.

Las plantas de tomate cultivadas sin apoyo requieren menos manejo práctico durante toda la temporada, pero suelen ser más susceptibles a las malas hierbas y enfermedades, especialmente si se cultivan en terreno desnudo. Las variedades determinadas a menudo se cultivan exitosamente sin apoyo, pero con un mantillo.

Cultivos apoyados.

Los sistemas de cultivo soportados proporcionan una estructura física en la que crecen las plantas de tomate. Los sistemas de tutorado se instalan generalmente 2-3 semanas después del trasplante o cuando las plantas alcancen una altura de entre 12 y 15 pulgadas (30 a 45 cm). Al mismo tiempo, las plantas deben ser podadas para reducir el excesivo crecimiento vegetativo y para fomentar la producción de fruta fuerte.

malla-espaldera-hortomallas-soportando-frutos-y-planta-de-tomate-saladete-en-invernadero

Los tres sistemas de conducción de tomates más comunes soportados para cultivos en el campo son la estaca, el tejido, el enrejado y la jaula. En cualquiera de estos sistemas, se debe tener cuidado de usar materiales para el apoyo estructural que están aprobados para su uso en la agricultura orgánica.

Estaca y armadura

En este sistema de entrenamiento, las estacas de madera o de metal se colocan entre las planta de tomate. Líneas del cordel se extienden entre las estacas a cada lado de las plantas para proporcionar ayuda y soporte. Las variedades indeterminadas suelen requerir estacas más largas, de entre 5 y 6 pies (150 a 180 cm) que las variedades determinadas (90 a 120 cms). Considere que el patrón decrecimiento de su variedad específica le ayudará a determinar la longitud apropiada de la estaca.

Las estacas de madera deben tener al menos 1 pulgada cuadrada para proporcionar un fuerte apoyo lo suficientemente fuerte durante toda la temporada. Las estacas de metal pueden ser de un diámetro menor, y tienen la ventaja de ser reutilizables entre estaciones. Los trozos cortados de barras de refuerzo (cabillas) Sirven perfectamente para este fin. La cuerda o cordel entre ellas debe ser resistente a las condiciones meteorológicas y de estiramiento, y tener suficiente “agarre” para envolverse firmemente alrededor de las estacas.

instalacion-de-estacas-hortomallas-para-el-soporte-y-tutoramineto-de-cultivos

Clave las estacas entre 8 y 12 pulgadas (20 a 30cms) de profundidad entre planta y planta, dejando alrededor de 4 pulgadas de espacio (unos 10 cm) entre la estaca y el tallo de la planta. Amarre la primera línea de cordel a unas 8 ó 10 pulgadas (20 a 2cm) por encima del suelo, asegurando el cordel a una estaca final y envolviendo el cordel alrededor de cada estaca, hasta que se complete la fila. Haga un nudo alrededor de esta estaca final y complete el encordado en el otro lado de la fila de la planta. Ejecute la siguiente línea 6 a 8 (15 a 20 cm) pulgadas por encima de la primera, antes de las plantas comienzan a caer. La mayoría de las variedades determinadas pueden ser soportadas unas 3 a 5 líneas.

Una variación de este sistema, llamado el tejido de la Florida, establece la primera línea tejiendo de un lado de la fila de la planta a la otra, alternando alrededor de cada estaca. La primera línea está unida desde la estaca extrema a la estaca siguiente, envolviendo esa estaca y cruzando la fila para alcanzar la estaca siguiente en el otro lado de la fila de la planta. Con ello, se forma un patrón “tejido”. A menudo, sólo la primera línea se teje de esta manera, y las líneas subsiguientes corren hacia abajo en cada lado de la hilera de la planta.

Enrejado

El enrejado, es un sistema de conducción de tomates que se utiliza en las variedades de tomates indeterminados. El sistema se compone de alambre de calibre pesado colgado horizontalmente en la parte superior de postes de soporte, espaciados y resistentes. Los cordeles caen de este alambre superior y se aseguran a la base de cada planta del tomate. Las plantas son entrenadas a dos tallos principales, y cada tallo se enrolla alrededor de una línea de cordel, a medida que la planta crece. Los postes de apoyo deben estar a unos 5 ó 6 pies (150 a 180 cm) sobre el suelo y estar separados 12-20entre sí por 4 a 7 metros por la fila. El fruto de las plantas enrejadas es más susceptible a las quemaduras de sol debido a la reducción de la cobertura del follaje y una mayor exposición solar. Las plantas pueden producir menos frutas pero éstas suelen ser más grandes y maduran antes que las plantas entrenadas por otros medios.

CONDUCCIÓN DE TOMATES

Jaulas

La jaula es un sistema de soporte que requiere menos trabajo que el estacado o el enrejado, pero proporciona beneficios similares al proteger las plantas del contacto con el suelo. Las jaulas se pueden hacer de secciones de malla de alambre de 6 pulgadas (15 cm). Una malla con longitud de 150 cm se puede enrollar para crear una jaula cilíndrica con un diámetro de 50 cm. La jaula puede fijarse al suelo con una estaca, o si los alambres cruzados inferiores son cortados, la jaula puede ser enterrada en el suelo en sus “pies” de alambre. Para las variedades indeterminadas, las jaulas deben tener 150 cm de alto. Las variedades determinadas se pueden cultivar con jaulas más cortas.

Las plantas enjauladas se podan ligeramente, si acaso. Las ramas en crecimiento deben ser levantadas o enrolladas para ser sostenidas por el alambre. Los tomates pueden cosecharse fácilmente a través de la malla de 15 cm. Las plantas enjauladas no pueden producir tomates maduros tan rápido como las plantas en estacas o enrejado, pero producen más tomates, que son menos propensos a sufrir de grietas o quemaduras de sol.


Otras opciones.

Algunos productores utilizan otros materiales para entrenar tomates. Las secciones de malla de alambre abierta (alambre de cerdo) se pueden colocar a 5 o 20 cmsdel suelo para formar un soporte de mesa para las plantas. La malla debe cortarse de entre 60 y 90 cm de ancho y colocar la longitud de la hilera, paralela al suelo y apoyada sobre soportes en forma de “H”. Instale este soporte mientras las plantas sean aún pequeñas. A medida que las plantas crecen a través de, sus ramas se extenderá sobre la malla de alambre para el apoyo.


Cultivos no soportados.

Algunos agricultores prefieren cultivar tomates en el suelo sin apoyo, un método sencillo, con muchos nombres diferentes, como cultivo de dispersión o cultivo de tierra. Este sistema es mayormente utilizado en la siembra de tomates determinados, ya que al ser un arbusto de crecimiento limitado requieren menos apoyo. La principal ventaja del cultivo de dispersión es un menor costo de producción debido al ahorro en materiales, mano de obra y tiempo, por no tener que instalarse soportes físicos ni tutorar a las plantas. Sin embargo, en comparación con los sistemas soportados, el cultivo disperso produce rendimientos más bajos, menor calidad de los frutos y mayor incidencia de enfermedades. La presión de las malas hierbas también puede ser alta si las plantas no soportadas se cultivan en terreno desnudo. A su vez, su crecimiento desordenado dificulta el deshierbe.

Cultivo extendido con manto de suelo.

En el cultivo de dispersión, el uso de manto de paja, plástico u orgánico, reduce los problemas causados por enfermedades al minimizar el contacto del suelo y las hierbas con las hojas y los frutos. Adicionalmente, los acolchados ayudan a conservar la humedad, proporcionando una barrera para evitar un rápido secado del suelo.

Esta barrera física también inhibe el crecimiento de malezas al bloquear la luz solar. Los acolchados de plástico negro calientan el suelo, mejorando a su vez el crecimiento de la planta. El acolchado de plástico se utiliza a menudo en combinación con sistemas de riego por goteo. En las regiones donde las cosechas dependen de las lluvias de verano, los productores que deciden no instalar goteos a veces perforan agujeros en el plástico para permitir la infiltración de la lluvia. Sin embargo, esto debilita el plástico y aumenta los problemas con el desgarramiento y el crecimiento de malezas.

Los acolchados orgánicos, como la paja, enfriarán el suelo y podrían ralentizar el crecimiento. Sin embargo, cuando las temperaturas son altas, la cobertura de enfriamiento puede beneficiar a las plantas. Una ventaja de los acolchados orgánicos es su capacidad de descomponerse con el tiempo y a su vez proporcionar materia orgánica al suelo y mejorar su calidad.

Poda

Hay pocas reglas fijas y rápidas en la poda de tomate, y muchas opiniones variadas. Una buena poda consigue el equilibrio óptimo entre crecimiento vegetativo y producción de frutas.

La poda afectará el tamaño del fruto, la calidad de la fruta y el rendimiento, por lo que es importante encontrar el equilibrio adecuado entre reducir el follaje vigoroso y pelar la planta. Una buena poda ayuda a aumentar el tamaño de la fruta y mejorar la precocidad. Sin embargo, podar demasiado puede reducir el rendimiento y aumentar los problemas con quemaduras solares, pudrición final de la flor.

Al determinar cómo podar su cultivo de tomate, considere el hábito de crecimiento (determinado o indeterminado) de sus plantas. Los tomates indeterminados son más podados que los determinados, pero incluso los tomates determinados requieren a menudo algún nivel de poda. Considere las características especiales de su variedad específica, incluidas las recomendaciones de su proveedor de semillas. La cantidad de poda necesaria es diferente para cada variedad.

Normalmente, la poda se inicia cuando las plantas son colocadas o soportadas, a veces antes de atarlas para evitar interferencias con las líneas. Las plantas de tomate se podan mediante la eliminación selectiva de chupones, los brotes que crecen entre el tallo principal y una rama. Los Chupones deben ser rotos mientras que todavía son pequeños, entre 5 y 10 cm de longitud. Pode las plantas sólo cuando las hojas están secas para reducir la propagación de enfermedades.

Las plantas en el sistema de enrejado son generalmente tutoradas a dos tallos: el tallo principal y el tallo que se desarrolla a partir de un chupón justo debajo del primer racimo de flores. Los chupones debajo de éste deben ser removidos. Los otros dos tallos deben ser entrelazados alrededor del soporte vertical de la cuerda a medida que la planta crece. Si las plantas son muy vigorosas y crecen por encima de la parte superior del sistema de la estacas, podríab necesitar ser cubiertas.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *